Historias Vickyngas

Siempre me gustaron las historias

El Beso enero 30, 2007

Filed under: Uncategorized — vickelvi @ 7:32 pm

klimt_beso.jpg

El Beso, de Gustav Klimt, es uno de mis cuadros favoritos, está justo delante de mi sofá, lo veo siempre que estoy aquí sentada, iluminado por la lámpara de piedra que hay sobre la mesita blanca. Me sugiere la protección del hombre amado, él la rodea con sus brazos y ella se duerme tranquila. Según los críticos, Klimt los sitúa en un campo y a ella al borde de un precipicio del que escapa aferrándose a él y clavando los dedos de sus pies en la tierra, se ha interpretado como un símbolo del peligro de la relación entre klimt y su buena amiga Emile Flöge y también del fracaso de la emancipación de la mujer que se estaba dando en esos momentos, principios de siglo XX.

A mi me sugiere amor, mucho amor, protección y seguridad. La mano de ella rodea su cuello y sus dedos no están rígidos. Creo que ella necesita su amor y su protección, estar dentro de esa burbuja de flores y purpurina. No me molesta que el esté más arriba de ella, siempre he creído que el hombre si es más alto mejor, te sientes más protegida y te puedes acurrucar mejor en su hombro. Se ha interpretado como símbolo del dominio masculino, yo no lo veo así. Es como volver a ser una niña, papa nos arropa y nos da las buenas noches y sabemos que no tenemos por qué tener miedo porque papa está cerca para cuidarnos, es esa sensación. Por eso me cuesta dormir si no estás, me da miedo estar sola, me da miedo la oscuridad, el silencio y… el precipicio.

 

… y flequillo enero 28, 2007

Filed under: Uncategorized — vickelvi @ 7:44 pm

amelie2.jpg

Sigo experimentado cambios, después de adoptar el rojo como mi color natural, ahora me he cortado el flequillo, de parte a parte, en plan cleopatra, si, si. He pasado una gripe horrorosa, 5 días para olvidar o ya olvidados porque ha sido como si el tiempo se parara en mi habitación, fiebre y sueño ha sido lo único que he tenido por delante en estos días pasados. Pero hoy me he levantado con ganas de sacudirme todos los germenes y lo primero que he hecho ha sido llamar a la peluquería para arreglar un poco este desastre que estoy hecha. Y me he cortado el flequillo. Me gusta el cambio.

Quien sabe cual puede ser el próximo?, cualquier día me pongo un kimono y a la calle!!

 

Píntate los labios de rojo enero 12, 2007

Filed under: Uncategorized — vickelvi @ 4:21 pm

labios-rojos.jpg

He decidido pintarme los labios de rojo, de rojo rojo. He comprado el labial más rojo que he encontrado y lo he aplicado en mis morrillos sin cortarme un pelo y … me gusta!!!. He querido que una amiga se los pinte también y me ha contestado, ¡yo, si claro, para parecer un putón verbenero!. O sea que los labios rojos son de putón verbenero, pues estamos apañaos. Ahora me los pienso pintar como reivindicación femenina de pintarme los labios como me de la gana y que piense la gente lo que quiera pensar, no te fastidia. Ummmmmm

Esto da que pensar, el rosita es para niñas monas, el marron discreto para mujeres elegantes, el granate sofisticado para la noche y también el moradito, el gloss un básico para el día que no puede faltar… y el rojo ¡de putón verbenero!!!

Se admiten quejas al respecto

 

Viaje al Morocco enero 8, 2007

Filed under: Uncategorized — vickelvi @ 4:12 pm

x1pbglk-vql4bss27uju6d31wfavxmeee8bgt2ixd9h8lm2ywhpjmzap9njroluneek_-noowttb1hsz348hocgrww7nqdplzioowsrs2-yi9jgmyuuryuwhpymr2esj0l-kjtvr6bmy.jpg

He pasado las navidades en las carreteras de Marruecos, una tierra desconocida que sorprende gratamente, encantada de conocerte Marruecos. Marruecos se graba en mi mente a fuego con música de Ismael Lo, “Tajabone”, armónicas al atardecer, arcoiris de color y dunas en el horizonte.

[odeo=http://www.goear.com/listen.php?v=2cbbf6e]

Una gran aventura. Partimos 15 amigos desde Valencia a Algeciras (Salva, Victor, Amaya, Pepa, Esther, Gloria, Cisco, Jose, Sandra, Alex, David, Sandra 2, Andreu, Joan y quien firma). Ferry a Tánger y en autobús hasta Marraketch. Hostal justo en la plaza Fna, que cambia de color 3 veces en el mismo día. Por la mañana puestos de zumos riquísimos de naranjas recién exprimidas, la actividad regateadora del zoco y mucho movimiento. Por la tarde meriendas y puestos de comida. Por la noche tajin, cuscus, te con hierbabuena y tambores, y luces, y magia, mucha magia.

Después de 3 días, iniciamos camino hacia el Sahara, dejé allí mis fiebres por un virus inoportuno que llegó a asustarme bastante. Parada en Ouarzazate, cruzando el Atlas, con aventura incluida con nuestros guías locales que iban de pegamento hasta las cejas.

x1pbglk-vql4bss27uju6d31wfavxmeee8bgt2ixd9h8lkqq0syvudm6a2oqmqovahaqgn1r6gxjj9bzub412ixuth810d78tsxgmatsko3oxdsozqvow9wqvlivy4zpmjtlh5_3serw.jpg

Al día siguiente, con puntualidad nada británica y chofer enfadado, seguimos camino al desierto. Paisajes maravillosos carretera adelante, Gargantas del Todra, atardecer de ensueño desde el autobús y por fín, ya entrada la noche, llegada a Merzouga. Nos recibieron con un reconfortante te marroquí en un hotel tapizado de alfombras y de hospitalidad tuareg. No vimos donde estábamos porque la noche ocultaba las dunas, pero al salir el sol abandonamos las jaimas en las que pasamos la noche y nos quedamos boquiabiertos al ver el principio del desierto, dunas y dunas por delante.

El año 2007 lo celebramos dos veces, a la hora española y a la hora marroquí, pedimos 5 deseos que quedaron enterrados en la arena del Sahara, dejamos atrás nuestras angustias y miedos y nos cargamos de energía para este año que ha comenzado. Al día siguiente pasé miedo, marchábamos desierto adentro en camello, tenía pánico a subir en este animal tranquilo pero a la vez tan imponente. Mis amigos y también mis amigos tuaregs me ayudaron, trajeron a Azú, un buen camello, tranquilo, y me llevó por el desierto sin miedo, disfruté mucho caminando entre dunas hasta llegar al Oasis donde íbamos a pasar la noche en la oscuridad, rodeados de camellos, las llamas del fuego, y los bailes y cantos de los tuaregs.

El regreso en camello fue un poco doloroso porque fue por terreno llano, por dunas es mucho mejor, nada más llegar nos esperaba el chofer para partir hacia Chauen, no pudimos llegar a tiempo y tuvimos que parar a pasar nuestra última noche en Fes, ya que al día siguiente seguíamos hasta Ceuta y de allí aún un largo y cansado camino de vuelta a Valencia.

Destacar los colores maravillosos de esta pequeña parte de Africa, los olores, los sabores. La calidez de las personas sencillas, la picardía de los resabiados acostumbrados a ver llegar turistas. La pobreza, la falta de trabajo o de ganas de trabajar, los hombres sentados en cafeterías era la nota llamativa de pueblo en pueblo, ninguna mujer a su lado. Casas de barro muy pobres, en todas parabólica, es curioso que la tele te acerca a tantos mundos y me voy con la sensación de que he estado en el fin del mundo por el atraso tan grande que he podido ver.

Gracias a los que me ayudaron, me atendieron tan amablemente, gracias a la mujer anónima que tejió la alfombra que ahora está en mi salón, es un pequeño tesoro de un país tan rico y bello y a la vez tan pobre y mísero. Un saludo a Hassan que nos atendió con tanta simpatía, qué diferente te imaginaba Marruecos, y que bonita eres.