Historias Vickyngas

Siempre me gustaron las historias

Rutinas poco rutinarias octubre 26, 2006

Filed under: Uncategorized — vickelvi @ 4:36 pm

El viernes pasado, en nuestra habitual reunión de cerveceros, Jose estuvo muy inspirado al decir: “soy un hombre rutinario, pero me gusta disfrutar de mi rutina de manera poco rutinaria”. Tenía mucha razón en una frase aparentemente rebuscada y retorcida. Lo demostraré con varios ejemplos. Sigo asistiendo a clases de Pilates, es una rutina muy saludable que puede dar sorpresas aunque no tuviera por qué. El martes pasado, cuando terminaba una clase bastante intensa con pelota, la profesora se dirigió a mi para decirme ¡delante de todas mis compañeras! que podía ir a pasar el rato pero que si no me esforzaba por hacer los ejercicios bien no iba a progresar nada. Me quedé helada, se me saltaron las lágrimas y todo porque no me lo esperaba, creía de verdad que lo estaba haciendo súper bien. Me marché enfadada pensando que no iría más pero luego me revelé y dije que no, que se iba a enterar de lo bien que lo puedo llegar a hacer. En el fondo creo que no le faltaba razón, siempre he sido de aprobar con un cinco, no estoy acostumbrada a luchar por la perfección. Jose me llama filmaker, melodramática, y tiene razón, soy así que le vamos a hacer. Por eso hoy voy a Pilates de forma poco rutinaria, ya que lo voy a dar todo en esta clase, me concentraré, respiraré, meteré ombligo y apretaré todo lo que tenga que apretar hasta que reviente.

Continuará…

 

Método Pilates octubre 19, 2006

Filed under: Uncategorized — vickelvi @ 7:42 pm

pilates2.jpgHace un mes decidí hacer algo por mi bien, quería practicar algún deporte o actividad pero que no fuera demasiado activo, de sudar poco vaya. Al fín decidí que Pilates estaba pensado para mi. Empecé las clases y me encantó. Dos días a la semana me tiraba en una esterilla a respirar, meter el ombligo y estirar todo el cuerpo. Sales de la clase totalmente nueva y relajada, vuelves andando a casa contenta de haber hecho algo después de un largo día de trabajo. Te reanima, reconforta, te evade del cansancio diario. Todo muy bien una vez que sales, pero esto es como ducharse en invierno, da una pereza que te mueres. Trabajo de siete de la mañana a seis de la tarde con media hora de descanso para comer, y llegar a la clase de pilates a las siete se me hace una meta imposible de alcanzar, por mucho que sepa que saldré flotando de felicidad.

Lo que más joroba es que no voy y después me arrepiendo al ver esta tripilla que se está relajando demasiado y está pidiendo a gritos una visita al doctor Pilates. El trabajo cansa, y llegar a casa es un placer increible, tumbarse en el sofá después de ducharse con el pijamita toda una experiencia, pero todos los días es lo mismo y eso también cansa.

Estoy pensando comprar el DVD y traerme a Pilates a casa, no sería mala idea. Jose dice que no es buena idea, no tiene nada que ver. Ya veremos que hago. Ni piscina, ni bici, ni Pilates ni nada de nada, me apunte a lo que me apunte no consigo durar más de un mes en nada, es una enfermedad, no tengo voluntad, que le voy a hacer… A Carmen, mi compañera de respiraciones decirle que no se enfade con esta vaguita para el deporte, intentaré volver a cogerle el tranquillo cuando volvamos al horario normal.

 

El gran Manolo Blahnik no tiene web octubre 9, 2006

Filed under: Uncategorized — vickelvi @ 7:00 pm

manolos1.jpgHe estado una hora de reloj buscando y buscando pero nada. No hay web oficial de Manolo Blahnik. Vi los primeros Manolos en Sexo en Nueva York, mi serie favorita. Sé que nunca podré tener unos pero me hubiera gustado ver los modelos por internet para conformarme con soñar esta noche con ellos, pero no ha sido posible, no hay web. Intento explicarlo pensando que el gran Blahnik no quiere publicidad para que no le plagien, es un producto tan exclusivo que solo pueden acercarse a los ansiados zapatos las personas con mucho, mucho dinero, o bien posición social. A los demás nos gustaría al menos poder admirarlos, apreciar el arte de un maestro que consiguió que un zapato merezca que se pague por él más de 500 €, todo un mérito.

Sarah Jessica Parker los veía más que como un accesorio de vestuario como una pieza de coleccionista, como el mejor vino del mundo (Abadía Retuerta del 2001, nombrado en Berlín el año pasado, he probado una variedad inferior de la misma marca y tengo que reconocer que tuvieron un gran año). Lo que me da rabia es que cuanto menos accesible es algo para nosotros más nos gustaría poder tenerlo. Hace poco hemos visto el sillón de mis sueños, es de piel marrón, mullido, cuadrado, grande, precioso, clásico y moderno, increíble. Está en Hábitat y cuesta la friolera de 1440 euros, prohibitivo, pero me gusta pensar en que podría comprarlo en mil plazos y pasar ratos inolvidables leyendo sentada en él.

No soy materialista, soy feliz con lo que tengo y mi vida no puede ser mejor, pero me gusta soñar con manolos, sillones de piel, viajes a París, operas y diamantes. Son los adornos que dan color a nuestros sueños, y no hacemos nada malo por soñar, no?. Por eso reivindico al señor Blahnik que nos conceda el placer de ver sus zapatos, quizás algún día si ahorramos podamos tener un par, y seguro que los valoraremos más que París Hilton, que se compra cinco al día y no los llega a estrenar.

continuará…

 

Historias Vickyngas I octubre 8, 2006

Filed under: Uncategorized — vickelvi @ 5:04 pm

vicky2.jpg

Ya se está echando encima el otoño. Me gusta la luz de otoño, es una estación de tranquilidad y paz, de sol que calienta pero no quema, luz tenue y suave. Es domingo por la tarde y escribo mientras el Tete ve una película de miedo que a mi no me hace mucha gracia ver. Se trata de “SAW”, un thriller que va de un perturbado que castiga a gente porque piensa que no son buenos, aplicando su propia justicia y métodos de castigo.

Estoy buscando huecos para leer el último libro que tengo entre manos, “La Caverna” de José Saramago. Me gustaría dejar una pequeña crítica de todos los libros que leo para que no se me olviden con el paso del tiempo. El argumento suele quedar en la memoria, pero me gustaría recordar el nombre de los personajes claves, frases o párrafos que me marcaron especialmente, esos que tienes que leer y releer regodeándote en la belleza o el suspense, emoción… tantísimas sensaciones que transmiten. Las citas que eligen los autores al inicio de los libros o al inicio de cada capítulo también es algo que me gusta mucho leer y ue me hace preguntarme por qué eligió esa cita de ese autor y en qué momento de su vida la leyó y qué signigicó para el autor. Yo guardaré mis citas para el día que tenga algo que decir.

Los últimos libros que he leído y que me gustaría recomendar son: “Ambigüedad” de Eliot Perlmann, y “Llámame Brooklyn” de Eduardo Lago. Ahora ya no es el momento para resumirlas porque ha pasado el momento de efecto narcotizante tras llegar a la última página, solo diré que en el caso de Ambigüedad no pude despegarme del libro en seis días y sentí un gran vacío al terminarlo porque creo que me impliqué totalmente con los personajes. Llámame Brooklyn es una historia descarnada, de amor y soledad, pero hay muchas historias dentro de la historia principal, y eso me gusta.

Es la tercera vez que quedo con Saramago para pasar mis ratos de lectura, Ensayo sobre la ceguera me conmocionó y aún lo sigue haciendo cada vez que lo recuerdo. Al contrario de El Evangelio según Jesucristo, empezó bien, creí que encontraría respuestas pero no las enconré y no pude llegar a terminarlo 20 páginas antes del final, no me aportaba nada. Veamos que pasa con La Caverna…

 

Vickyngoadictos octubre 4, 2006

Filed under: Uncategorized — vickelvi @ 8:11 pm

Este es mi primer post, espero que os guste mi weblog, intentaré actualizarlo varias veces a la semana contandoos cosas sobre mi y otras historias que se me ocurran. Espero vuestros comentarios.

Muac